Trabajo de rehabilitación y restauración de fachadas

Trabajo de rehabilitación y restauración de fachadas

Exactamente cuando somos capaces de pasar frente a un edificio podemos observar que este puede estar si bien en buen estado o tener un estilo un poco decadente en tanto al diseño que posee a la vista, esto posee el nombre de fachada y en términos de concepto más técnicos se puede decir que una fachada es aquella parte fundamental de un edificio y lo primero que vemos precisamente como ya he mencionado, por este motivo el Trabajo de rehabilitación y restauración de fachadas es tan importante.

Tanto la fachada y la estructura deben de cuidarse con un mantenimiento especial, con ayuda profesional y sin limitar los esfuerzos para lograr la rehabilitación y restauración de la fachada.

Trabajo de rehabilitación y restauración de fachadas

Rehabilitación y restauración de edificios

El trabajo de rehabilitación y restauración de fachadas es de carácter profesional y es un servicio que puede ponerse en práctica en cualquier momento. No es falso para nadie que para hacer esto se debe hacer una inversión de dinero y requiere de un tiempo, según sea el tamaño del edificio y que tan dañada logre estar la fachada, sin embargo, es muy importante mantener la imagen del edificio el alto para que este pueda dar la cara por muchos años más, de ahí nace que mantener la imagen ideal es algo que con la ayuda de profesionales puede lograrse.

Es importante que antes de comenzar con el trabajo de rehabilitación y restauración de fachadas se conozca el estado inicial de la fachada, esta es estudiada por un especialista que determinara el problema y lo que debe cambiarse para poder tener un mejor acabado. Una vez que los puntos débiles de la imagen se han establecido, se prosigue a formar un plan de reforma para lograr estudiarlo sobre dicha fachada y ponerlo en práctica una vez se haya aprobado, cuando esto esté por terminado, los permisos son fijados y los trabajadores logran proseguir para comenzar con el uso de los elementos para la restauración del edificio.

La rehabilitación de fachadas

Trabajo de rehabilitación y restauración de fachadas

Las fachadas de los edificios deben de soportar múltiples impactos de la naturaleza (Lluvia, sol y diferentes temperaturas) es por eso que cuando se trata de mantener la fachada, el utilizar materiales que sean resistentes a este tipo cosas es esencial, en ello la contaminación ambiental se incluye como uno de los principales factores e incluso con el mal uso de los propios habitantes y usuarios, esto no solo significa un problema para el factor industrial sino para la salud, por esto es que en los edificios el deterioro de la parte frontal se ve altamente involucrada y los trabajo de rehabilitación y restauración de fachadas son tan habituales.

Hasta aquí nuestro post sobre el trabajo de rehabilitación y restauración de fachadas esperemos que os haya sido útil y que os gusten nuestros consejos como expertos en rehabilitación y restauración de fachadas

Fachadas edificios

Primeros pasos de la rehabilitación de fachadas

Llevar a cabo un proceso de reacondicionamiento de una gran superficie nunca es fácil. Son muchas las cosas que hay que tener en cuenta y, normalmente, muy pocas las opciones que estos factores te dejan. Por ello, cuando nos ponemos manos a la obra -y además, literalmente- es necesario ir poco a poco. Comencemos por conocer los primeros pasos de la rehabilitación de fachadas.

¿Cómo enfocar la rehabilitación de una fachada?

Estudio previo: técnicos y constructores

El primer paso de una rehabilitación de fachadas debería ser el estudio de la misma. Cada fachada es diferente, como así lo es su nivel de deterioro. Por ello, las reparaciones deben ser consecuentes a este desgaste y a las fisuras y otras irregularidades que hayan aparecido con el paso del tiempo.

Así, el primer profesional que debe ser contratado es el técnico que realice el estudio del que hablamos. De esta manera se podrá determinar qué elementos se encuentran en buen estado, cuáles se han deteriorado y cuáles se encuentran en un punto medio.

Rehabilitación bloques pisos

Sólo así podremos determinar qué reparaciones serán las adecuadas, y, en consecuencia, redactar los mejores presupuestos, todos ellos específicos para rehabilitar la fachada del edificio la manera más eficiente. Si esto no es así, acabaremos pagando por obras absurdas que no cumplirán su cometido y que, tarde o temprano, terminaremos teniendo que volver a realizar.

Es el momento de, con el estudio técnico en mano, contactar con constructoras a fin de obtener presupuestos competentes que detallen única y exclusivamente las reparaciones que la fachada necesita para su rehabilitación y no otras.

Una vez tengamos algunos de ellos no tendremos más que compararlos para verificar que, efectivamente, se ofrecen los mismos servicios y, en función del precio, el prestigio de la marca y el resto de factores que se deban tener en cuenta, elegiremos el que mejor nos convenga.

Supervisión técnica

Una vez la constructora se ponga manos a la obra el técnico podrá corroborar que, efectivamente, se está realizando cada uno de los trabajos estipulados de la manera correcta y más eficiente. Se miden tiempos, se corrobora el uso de los materiales estipulados en el presupuesto y mucho más.

En definitiva, el técnico se encarga de que la rehabilitación de la fachada sea efectiva y de que las actividades del presupuesto se llevan a cabo como corresponde.

Rehabilitación edificios

Es por este motivo por el cual el técnico debe ser contratado directamente por la comunidad y no estar relacionado con los constructores, de manera que la supervisión de la obra sea completamente objetiva.

Este velará por la necesidad y servicios del edificio y defenderá los intereses de la comunidad y nunca de la empresa constructora.

En este post no te hemos mostrado cuáles son las labores preventivas de la fachada ni nada relacionado con la construcción. Es posible que no sea lo que esperabas, sin embargo, se trata de los primeros pasos de la rehabilitación de fachadas que debemos conocer para comenzar nuestra obra justo como se debe.