Cómo eliminar las humedades más comunes en viviendas

Cómo eliminar las humedades más comunes en viviendas

Cómo expertos en  impermeabilizaciones sabemos que las humedades son uno de los principales problemas a los que pueden enfrentarse los propietarios de las viviendas. Más allá del efecto antiestético, estas pueden tener graves consecuencias para la propia estructura ya que favorecen la formación de hongos y microorganismos.

Así que os vamos a contar cómo eliminar las humedades más comunes en viviendas.

¿Cuáles son las humedades más comunes en las viviendas y cómo eliminarlas?

Humedades por condensación

Son las más habituales de todas, y en la gran mayoría de ocasiones se producen por una ventilación insuficiente de la vivienda. Es indispensable ventilar a diario unos 10 o 15 minutos, incluso en invierno. También puede darse por otras causas como una calefacción ubicada en mal lugar, o incluso defectos de construcción.

Este tipo de humedades se caracterizan por la aparición de moho, así como vaho en los cristales, y malos olores.

La solución depende de las causas, pero, en el caso de una mala ventilación la prevención es tan sencilla como ventilar; de esta manera, el aire se renueva por completo. Si te preguntas cómo eliminar las humedades más comunes en viviendas, también es conveniente instalar ventanas con un buen aislamiento térmico; de lo contrario si hay mucha diferencia de temperatura entre el interior y el exterior, el agua se condensa en los cristales y aumenta la humedad.

Cómo eliminar las humedades más comunes en viviendas

Humedades por subidas capilares

Estas humedades no son tan frecuentes como las producidas por condensación, aunque también se dan a menudo por este motivo las hemos incluido en este post sobre cómo eliminar las humedades más comunes en viviendas. Se producen cuando el agua sube del suelo a través de los ladrillos y las juntas, atravesando así los muros. Generalmente, se dan cuando se rompe alguna cañería.

Las señales de alerta son daños en muebles, aumento considerable en el gasto de calefacción, así como ropa y sábanas húmedas dentro de la vivienda.

A modo de solución, lo mejor es instalar paredes aislantes con una capa de revestimiento antihongos o realizar impermeabilizaciones completas. Además, es conveniente controlar que los desagües no estén obstruidos para evitar goteras y cualquier posible filtración de agua.

Humedades en estancias del subsuelo

Los garajes y sótanos son los más proclives a sufrir humedades ya que se encuentran por debajo del nivel del suelo. Se dan cuando las paredes de la estancia están muy cerca de la tierra.

En relación a cómo eliminar las humedades más comunes en viviendas, lo primero es planificar una buena construcción, teniendo en cuenta cualquier posible paso de agua. Además, es muy recomendable que las paredes sean aislantes y realizar un mantenimiento adecuado.

Detectar las humedades es relativamente sencillo. Suelen aparecer con frecuencia vaho tanto en cristales como en espejos y ventanas. Además, es habitual que aparezca moho en las esquinas de paredes y techos, el cual, por cierto, puede producir alergias e infecciones respiratorias. También se pueden observar pinturas desprendidas en paredes tanto interiores como exteriores.

tipos de humedades en casa

Es importante que, ante la más mínima señal de que nos encontremos con este problema en la vivienda, le pongamos remedio cuanto antes. No es ni mucho menos un problema que se solucione por sí solo; necesita de una rápida actuación para que no vaya a más.

Eso sí, eliminar las humedades más comunes en viviendas es algo que, a menudo, requiere de intervención profesional por lo que, ante cualquier duda, no dude en contactarnos.

Humedades e impermeabilizaciones en barcelona

Tratamiento de humedades por filtraciones de agua

Las humedades por filtración de agua son un problema muy a la orden del día que se dan cada vez más en edificios antiguos por no darles una rehabilitación adecuada.

Hoy te queremos poner un poco al día sobre el tratamiento de humedades en comunidades de propietarios para concienciarte y hacerte saber cómo afectan estas incómodas alteraciones a nuestro día a día.

Motivos de la aparición de filtraciones de agua

Las filtraciones consisten en el deslizamiento del agua, generalmente del exterior al interior de una estancia. Lo normal es que esto ocurra porque no exista una impermeabilización del lugar o esta esté deteriorada, quizás por ser antigua y no haberse reacondicionado con el paso del tiempo.

Lugares de aparición de las filtraciones

Una filtración de agua puede aparecer por cualquier sitio, pues tanto terrazas como paredes dan al exterior. Además, hay que contar con que también pueden aparecer fugas en las instalaciones de agua por lo que incluso esta puede aparecer por el suelo.

Algunos edificios no realizan una correcta impermeabilización de terrazas, motivo principal por el que aparecen las filtraciones en techos, además, como hemos dicho, de las fugas de tuberías.

Tratamiento de humedades y filtraciones de agua

Si aparecen en las paredes del exterior del edificio suele ser por una impermeabilización defectuosa, ya sea en la medianera, en la fachada en sí o en la terraza, que precisa de rehabilitación urgente, o porque esta no se haya producido al encontrarse el edificio, por ejemplo, en una ciudad de poca lluvia y considerándose, por ello, innecesaria.

En el suelo, como ya hemos dicho, lo habitual es que se deban a roturas o fugas de tuberías e instalaciones de agua y evacuación, pero también puede darse el caso, mucho menos probable, de que sea por un aumento del nivel freático.

Efectos de las filtraciones

Daños en la edificación

Se puede dañar tanto la propia estructura del edificio como los elementos de acabado, incluyendo tabiques, yeso, pintura, mortero, instalaciones eléctricas…

Del igual modo, el mobiliario y los elementos decorativos se estropearán si les cae agua o si se desprende algo de material del edificio.

Daños en la salud

Al aumentar la humedad relativa del aire se favorece la aparición de microorganismos como hongos, ácaros y moho, que pueden terminar por provocar diversas enfermedades respiratorias.

Por supuesto, si no se pone solución a la filtración, finalmente se producirán desprendimientos de escayola, ladrillo, etc. que pueden caer sobre nosotros.

¿Cómo proceder ante una filtración de agua?

Ya sea en una vivienda, en una portería, en un local comercial o en cualquier otra edificación, el tratamiento de humedades por filtraciones de agua es obligatorio, sino, terminará por destruir las superficies donde se produzcan, pues su efecto es devastador, nunca remite.

Impermeabilizaciones de edificios

Por ello, es indispensable impermeabilizar cualquier superficie susceptible de ser utilizada como medio de paso por el agua. Por ejemplo, terrazas, tejados (donde el agua de lluvia cae de pleno), techos, fachadas de material de construcción blando o todas aquellas de más de 20 años que no han sido rehabilitadas.

Los materiales más utilizados para terminar con los problemas por filtración de agua son los impermeabilizantes y los cauchos líquidos, las siliconas, los acrílicos y el poliuretano.

Lo ideal, sobre todo en casos de superficies delicadas, es valerse de productos líquidos para evitar hacer perforaciones.

Como ves, el tratamiento de las humedades por filtraciones de agua es indispensable para gozar de una buena salud y de una calidad de vida adecuada que te permita disfrutar de tus estancias de una manera lógica, confortable y segura.

Impermeabilización de humedades en comunidades de propietarios

Humedades e impermeabilizaciones en comunidades de propietarios

La humedad es un fenómeno nada deseado en un lugar cerrado, sin embargo, es un problema muy extendido en nuestra sociedad, favorecido, básicamente, por dos factores:

  • la mala calidad de los materiales y la mano de obra.
  • la actividad abusiva en el interior de las viviendas por parte de sus habitantes.

En este post queremos hablar de las humedades e impermeabilizaciones en comunidades de propietarios, haciendo una distinción por zonas.

Zonas de la comunidad propensas a las humedades

Las humedades en comunidades de propietarios pueden aparecer en diversos lugares y, generalmente, serán de un tipo u otro en función de su ubicación.

Terrazas, fachadas y descubiertos

Por supuesto, las zonas exteriores son las más expuestas y a la vez afectadas por los fenómenos meteorológicos.

Es importante que una fachada o terraza de obra tenga una adecuada calidad. En primer lugar para que no haya filtraciones que permitan que el agua de lluvia llegue a las viviendas y, en segundo lugar, para asegurarnos de que un cambio brusco de temperatura no va a hacer que sus elementos se separen, creándose grietas, fisuras e incluso el levantamiento del recubrimiento. Por eso es necesario contar con una buena impermeabilización de terrazas y tejados.

En cualquier caso, siempre se va a producir un desgaste de los elementos que, de igual modo, terminará por provocar la aparición de esas grietas, goteras y humedades.

Sus efectos son la aparición de moho tanto en paredes como techos y el desprendimiento del recubrimiento y la pintura de la pared.

Impermeabilización de humedades en comunidades de propietarios

Garaje, sótano y trasteros

El caso más común es la filtración de agua por tubería rota o grietas. El hecho de ser estancias ubicadas bajo tierra agrava la situación, pues impide que el lugar pueda airearse y que el agua se evapore, estancándose para formar grandes charcos, enrareciendo el ambiente y dando lugar a situaciones realmente desagradables donde el olor a humedad es muy intenso y difícil de eliminar.

Si no son tratadas a tiempo, además de lograr el desprendimiento acusado de la pintura, la acción invasiva del agua puede dar lugar a que se dañe la estructura de todo el edificio.

Tal y como decíamos, el hecho de encontrarse bajo tierra agrava el problema, pero es que, además, la tierra colindante también puede dar lugar a la aparición de otro tipo de humedad, denominada por capilaridad. Se mancha la zona inferior de la pared (el agua se desplaza en diagonal chocando contra la estructura) y se desprende su recubrimiento.

Por suerte, la puesta apunto de las estructuras dañadas es más sencilla que la de exterior, por lo que puede ponerse remedio rápidamente. Contacta con profesionales en trabajos de rehabilitación e impermeabilización de parkings y fachadas para prevenir o reparar los daños que se puedan llegar a dar en la comunidad de propietarios.

Impermeabilización de humedades en comunidades de propietarios

Viviendas

Pueden producirse la humedad por capilaridad o filtraciones, aunque lo normal es que se deban al normal uso de la vivienda desde el interior, por parte de sus habitantes, por condensación.

En este caso, el concepto es humedad por condensación y consiste en la presencia de moho y ácaros debido a la actividad natural de las personas en el interior de la vivienda, como cocinar, secar ropa, ducharse o bañarse, etc.

Tanto en paredes como techos, alicatados y cristales el vapor se condensa y no sale al exterior, fenómeno agudizado por los buenos aislamientos que impiden la correcta respiración del edificio.

Conociendo la ubicación de las humedades que salen en las comunidades de propietarios, así como algunos de sus signos, podemos determinar de qué tipo de humedad se trata para poner en práctica uno u otro método de trabajo de impermeabilización, ofreciendo la solución más adecuada a cada situación.