Protección pasiva contra incendios

Protección pasiva contra incendios con intumescentes ignífugos

En cualquier sector de la industria se aplican todo tipo de protecciones destinadas a evitar accidentes y mejorar la funcionalidad de los objetos, materiales y maquinaria de las instalaciones, así como la mano de obra.

Por supuesto, en el hogar y otros tipos de negocios no industriales, la protección pasiva anti-incendios también es recomendable, sin embargo, hemos querido centrarnos en los servicios contra incendios ofrecidos en instalaciones donde, por ley, deben aplicarse.

Conoce cómo aplicamos en Kzen Point la protección pasiva contra incendios con intumescentes ignífugos de todo tipo, de manera tus instalaciones y superficies puedan estar siempre a salvo de la acción devastadora del fuego.

Protección anti-incendios de estructuras

Los mejores materiales y objetos relacionados con la seguridad anti-incendios son los siguientes.

Madera y metal

Las mejores opciones para tratar este tipo de material son la pintura intumescente, el mortero ignífugo y los barnices. Lo importante de estos productos es que cumplan siempre con las Euroclases de la normativa UNE-EN 13501.

En primer lugar tenemos la pintura intumescente, cuya funcionalidad consiste en reaccionar químicamente a la presencia y el tacto de la llama para crear un aislamiento multicelular que proteja la estabilidad de los elementos.

Son muy adecuadas en interior por su factor estético. Además, si se aplica el esmalte correspondiente también pueden utilizarse en el exterior, motivo por el cual esta pintura suele ser la primera opción de la mayoría de profesionales.

Aplicación de pinturas ignífugas intumescentes

El mortero ignífugo, por su parte, ofrece una protección extra además de aislar térmica y acústicamente, sin embargo, con su uso sacrificamos en estética, pues su aspecto final es áspero y de color blanco roto.

Los barnices ignífugos e intumescentes se pueden aplicar a cualquier estructura de madera que precise protección con soluciones incoloras, de manera que se respete la belleza de este bonito material, pues cuando se utiliza la madera en estructuras que quedan a la vista del público, esta suele tener tallados complejos y artísticos.

Sellados y sectorización

Los materiales ignífugos e intumescentes deben servir igualmente para sectorizar y sellar todo tipo de rejillas, juntas, pasos de tubo, conductos y enyesados hasta REI-180. Los más recurridos para el sellado son la masilla y la espuma intumescente. Una muy buena opción para completar la protección pasiva contra el fuego es el revestimiento termoplástico resistente al fuego.

Además, con este tipo propósito se utilizan también collarines, rejillas de ventilación o almohadillas intumescentes.

Por supuesto, para sectorizar los conductos de ventilación, las puertas cortafuegos (de una hoja o doble, batientes, guillotinas, correderas), las compuertas, las rejillas intumescentes, las clapetas, los burletes, ventiladores… permiten la protección pasiva contra incendios.

En definitiva, la protección antiincendios de instalaciones y superficies se podría llevar a cabo como sucede con el resto de actuaciones destinadas a la protección (recubrimiento, aislamiento y complementación con otros materiales y productos).

Sea como sea, conseguir este tipo de protección para las instalaciones es algo que debe dejar en manos de un profesional de la protección pasiva contra incendios que conozca cada producto a la perfección (composición, usos, características, riesgos…).

¡Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on RedditShare on StumbleUponEmail this to someone

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>