Fases y etapas de la obra técnica civil

Fases y etapas de la obra técnica civil

La construcción es algo que hoy día es completamente liberal mientras cumpla los requisitos indispensables para ellos y la seguridad laboral, en los tiempo actuales las obras técnicas civiles han hecho un revuelo en lo que se respecta la construcción de un gran número de obras variadas bien son los puentes, edificios, avenidas y ferrocarriles que por lo general suelen verse estructurado como grandes construcciones de dimensiones enormes, por esto mismo resulta ser muy compleja la construcción.

Esta se compone por una serie de fases y etapas de la obra técnica civil que deben cumplirse previamente y que son realmente costosas y en cuanto a tiempo se refiere, son incluso las que más se demoran.

Diferentes fases del proyecto desde un punto de vista genérico.

obra-tecnica-barcelona

Cuando se comienza un proyecto, este debe tener en cuenta una serie de principios que cumplen con una serie de fases y etapas de la obra técnica civil:

  • El diseño inicial debe tener en cuenta toda la planificación de un proyecto y el estudio e investigación. En esta primera fases o etapa de la obra técnica civil cada actividad debe de ser justificada en unos términos de viabilidad en lo que se comienza a llevar a cabo la obra desde un punto de vista mucho más financiero.
  • Cuando se establecen todas las bases del proyecto de contrucción, se debe proseguir a la etapa que se refiere más a la licitación. En este punto se explica la forma en la que el proyecto se presentara a todos los interesados de la obra.
  • La ejecución del proyecto es la última etapa que se lleva a cabo precisamente en respecto a la obra. Todos los conceptos que ya se estudiaron se concentran en esta etapa y los conceptos y elementos ya estudiados se fermentan para comenzar con la preparación del trabajo con la ayuda de las etapas y fases anteriores para tener al fin la razón del contexto determinado.

Las etapas que intervienen en el proyecto son solo una referencia a las fases y etapas de la obra técnica civil, porque cuando la ejecución del proyecto de obra civil va a llevarse a cabo, bien sea de tipo arquitectónico o de construcción, puede resultar mucho más complejo y necesario para lograr profundizar mucho más acerca del asunto.

Las etapas que logran intervenir en la realización de una obra civil son las siguientes:

  • Localización
  • Estudios de impacto ambiental y social
  • Fase de diseño

Fases y etapas de la obra técnica civil

Cuando ya se han estudiado cada una de estas tres fases o etapas de la obra técnica civil, se prosigue a comenzar con la obra, rigiéndose por las etapas y fases que ya se han estudiado previamente. Hasta aquí nuestro post si queréis saber poneros en contacto con nosotros.

Maneras de impermeabilizar la azotea de viviendas

Maneras de impermeabilizar la azotea de viviendas

Aunque el otoño propiamente dicho haya tardado en llegar, ya está aquí; Y es una época del año que se caracteriza por el frío y la lluvia. Si tienes una vivienda con azotea o terraza en la parte superior, lo mejor que puedes hacer es impermeabilizarla tu mismo o contratar a una empresa especialista en trabajos de impermeabilización, aunque vivas en una zona en la que las lluvias no sean demasiado frecuentes; nunca sabes cuándo pueden sorprenderte.

Veamos cuáles son las maneras de impermeabilizar la azotea de viviendas.

¿Cómo impermeabilizar la azotea de tu vivienda?

¡Te lo contamos todo a continuación!

Adquirir el producto impermeabilizante

Lo primero es comprar el propio producto aislante, para lo cual debes tener en cuenta una serie de aspectos.

En primer lugar, es importante que sea resistente a los cambios de temperatura; se va a quedar fijo, así que debe aguantar tanto el frío del invierno como el calor del verano.

En segundo lugar, tienes que asegurarte de que es un producto para exterior, es decir, especial para aguantar la agresividad de los agentes externos.ç

producto impermeabilizante para aislar tejados

Y, en tercer y último lugar, verifica que es resistente 100% al agua. Suena algo extraño pero es importante pues muchos productos de baja calidad realmente no recubren del todo. Si quieres hacer una buena impermeabilización de techos, también debes seguir unos pasos concretos.

Detectar por dónde se filtra el agua y reparar las grietas

Si estás pensando en impermeabilizar la azotea quizá es porque otros años te has encontrado con humedades en los techos de tu vivienda.

Pues bien, lo primero es recordar dónde se daban esas humedades y localizar en la terraza o en la azotea los puntos. Luego, una vez detectadas estas zonas por donde se filtra el agua, revisa de forma exhaustiva las baldosas del suelo para ver si hay alguna grieta que esté dando lugar a esa filtración del agua.

Una vez localices las grietas en el suelo de la terraza o de la azotea, lo que debes hacer es repararlas. Para ello, simplemente tienes que aplicar masilla en las zonas afectadas -siempre que estén secas, claro-. Para extenderla y apretarla para que penetre en las grietas, lo mejor es que utilices una espátula. Luego, deja que se seque.

Claro que si las grietas son muy grandes quizá te compense más sustituir esas baldosas. Para ello, lo primero es retirar las baldosas antiguas que estén afectadas con sumo cuidado. Luego, limpia el hueco que han dejado para eliminar la suciedad. A continuación, aplica mortero con una paleta para rellenar el hueco y coloca las baldosas.

Aplicar el producto impermeabilizante

Lo más recomendable para evitar cualquier tipo de filtración de agua en la vivienda es apostar por un producto aislante que cree una película transparente en el suelo de la terraza o la azotea. Es totalmente invisible a la vista y evita que el agua penetre en el interior.

impermeabilización de tejados para quitar las humedades y aislar lluvias

Para extenderlo, puedes utilizar el rodillo para las superficies planas y la brocha para las uniones entre el suelo y la pared, así como en las esquinas. Seguramente necesites aplicar dos o tres capas de producto, siguiendo siempre las indicaciones del fabricante.

Como puedes comprobar, impermeabilizar la azotea para proteger tu vivienda de las lluvias es algo muy sencillo; merece la pena para evitar sorpresas innecesarias.

Si bien, nuestro mejor consejo es que contactes siempre con un profesional, al menos para recibir asesoramiento. Las impermeabilizaciones son un tema serio y con resultados que pueden resultar catastróficos si no se realizan profesionalmente.

Suelos deportivos continuos de resina

Suelos deportivos continuos de resina

Desde hace algunos años, los suelos deportivos continuos de resina vienen siendo cada vez más habituales en instalaciones deportivas. Su principal ventaja es que no llevan juntas, de manera que son totalmente impermeables tanto al polvo como al agua. Los pavimentos antiguos tenían el gran inconveniente de que, al tener juntas, en ellas se introducía todo tipo de suciedad, como polvo o incluso bacterias. Esto los hacía inadecuados para cumplir su cometido, sin embargo, los suelos deportivos continuos de resina son ideales.

Composición de los suelos de exterior

Todos los pavimentos deportivos continuos de resina para exterior se componen de dos capas.

Suelos deportivos continuos de resina

Capa inferior

Se trata de una mezcla de granulado elástico y poliuretano. La proporción de cada uno de estos materiales varía en función del uso al que se destine el pavimento en cuestión. La mezcla de los materiales se lleva a cabo con extendedoras de gran precisión, las cuales se encargan de nivelar la capa con sensores de espesor y reglas calientes.

Capa superior

Es la que le aporta esa gran resistencia tanto al uso como a las condiciones climatológicas. El acabado de los suelos deportivos continuos de resina depende de la actividad deportiva de la instalación en cuestión.

¿Por qué son tan beneficiosos los suelos continuos de resina en instalaciones deportivas?

Los pavimentos deportivos continuos de resina son la mejor opción disponible frente a los de hormigón, por ejemplo. No corren el riesgo de dilatarse con el paso del tiempo o fruto del calor. Los suelos continuos de resina son muy resistentes, por lo que son una opción extraordinaria para garantizar su vida útil a largo plazo.

Una de las principales ventajas que presentan es que son superficies muy resistentes al agua. Las instalaciones deportivas no entienden de climatología y lluvia, por lo tanto, si son descubiertas, este tipo de suelos presentan la mejor opción. No se estropean lo más mínimo a causa del agua.

Otro punto también muy importante es que son superficies muy sencillas de limpiar. Generalmente, las pavimentaciones de instalaciones deportivas tienen un tamaño grande. Así, cuanto más sencilla sea su limpieza, menos tiempo debe dedicarse a ello, con el consecuente ahorro de dinero.

Además, los suelos deportivos continuos de resina son los más higiénicos de todos. Al no tener juntas, no se introducen en las mismas bacterias y polvo, además de otros agentes externos.

Suelos deportivos continuos de resina

En definitiva, este tipo de suelos están 100% pensados para el largo plazo. Son superficies muy resistentes e higiénicas y que, además se adaptan a todo tipo de deportes: tenis, atletismo… Su mantenimiento es muy sencillo y son superficies, muy fáciles de renovar o reparar.

Por lo tanto, para instalaciones deportivas, nada mejor que los suelos continuos de resina. Son una opción fantástica, pensada para que dure años y que se adapta de manera precisa a las necesidades de los usuarios.

Siempre hay que contar con una empresa de confianza y que garantice los mejores resultados en su instalación. Además, es importante que la compañía trabaje con materiales de primera calidad para que la durabilidad de su suelo deportivo continuo de resina sea óptima.

Cómo eliminar las humedades más comunes en viviendas

Cómo eliminar las humedades más comunes en viviendas

Cómo expertos en  impermeabilizaciones sabemos que las humedades son uno de los principales problemas a los que pueden enfrentarse los propietarios de las viviendas. Más allá del efecto antiestético, estas pueden tener graves consecuencias para la propia estructura ya que favorecen la formación de hongos y microorganismos.

Así que os vamos a contar cómo eliminar las humedades más comunes en viviendas.

¿Cuáles son las humedades más comunes en las viviendas y cómo eliminarlas?

Humedades por condensación

Son las más habituales de todas, y en la gran mayoría de ocasiones se producen por una ventilación insuficiente de la vivienda. Es indispensable ventilar a diario unos 10 o 15 minutos, incluso en invierno. También puede darse por otras causas como una calefacción ubicada en mal lugar, o incluso defectos de construcción.

Este tipo de humedades se caracterizan por la aparición de moho, así como vaho en los cristales, y malos olores.

La solución depende de las causas, pero, en el caso de una mala ventilación la prevención es tan sencilla como ventilar; de esta manera, el aire se renueva por completo. Si te preguntas cómo eliminar las humedades más comunes en viviendas, también es conveniente instalar ventanas con un buen aislamiento térmico; de lo contrario si hay mucha diferencia de temperatura entre el interior y el exterior, el agua se condensa en los cristales y aumenta la humedad.

Cómo eliminar las humedades más comunes en viviendas

Humedades por subidas capilares

Estas humedades no son tan frecuentes como las producidas por condensación, aunque también se dan a menudo por este motivo las hemos incluido en este post sobre cómo eliminar las humedades más comunes en viviendas. Se producen cuando el agua sube del suelo a través de los ladrillos y las juntas, atravesando así los muros. Generalmente, se dan cuando se rompe alguna cañería.

Las señales de alerta son daños en muebles, aumento considerable en el gasto de calefacción, así como ropa y sábanas húmedas dentro de la vivienda.

A modo de solución, lo mejor es instalar paredes aislantes con una capa de revestimiento antihongos o realizar impermeabilizaciones completas. Además, es conveniente controlar que los desagües no estén obstruidos para evitar goteras y cualquier posible filtración de agua.

Humedades en estancias del subsuelo

Los garajes y sótanos son los más proclives a sufrir humedades ya que se encuentran por debajo del nivel del suelo. Se dan cuando las paredes de la estancia están muy cerca de la tierra.

En relación a cómo eliminar las humedades más comunes en viviendas, lo primero es planificar una buena construcción, teniendo en cuenta cualquier posible paso de agua. Además, es muy recomendable que las paredes sean aislantes y realizar un mantenimiento adecuado.

Detectar las humedades es relativamente sencillo. Suelen aparecer con frecuencia vaho tanto en cristales como en espejos y ventanas. Además, es habitual que aparezca moho en las esquinas de paredes y techos, el cual, por cierto, puede producir alergias e infecciones respiratorias. También se pueden observar pinturas desprendidas en paredes tanto interiores como exteriores.

tipos de humedades en casa

Es importante que, ante la más mínima señal de que nos encontremos con este problema en la vivienda, le pongamos remedio cuanto antes. No es ni mucho menos un problema que se solucione por sí solo; necesita de una rápida actuación para que no vaya a más.

Eso sí, eliminar las humedades más comunes en viviendas es algo que, a menudo, requiere de intervención profesional por lo que, ante cualquier duda, no dude en contactarnos.

Rehabilitación de edificios históricos

Rehabilitación de edificios históricos

Los edificios históricos son muy bellos. Tienen un encanto muy especial por el paso del tiempo. Claro que para apreciarlos en su máximo esplendor, es necesario que estén bien cuidados; y, por supuesto, limpios.

Antiguamente, los edificios se diseñaban y construían con muchísimo cariño y amor, lo cual se aprecia en cada uno de sus rincones, si bien, está claro que la rehabilitación de edificios históricos es imprescindible para que estos nos deslumbren durante muchos años más.

El primer paso indispensable a la hora de las rehabilitación de edificios históricos es el estudio en profundidad, de mano de personal cualificado, del estado actual en el que se encuentra la fachada.

Para ello, deben tenerse en cuenta una gran cantidad de factores tales como la estructura, el estado de los materiales o el sistema eléctrico, entre otros puntos.

Rehabilitación de edificios históricos

Rehabilitación de edificios antiguos

Generalmente, la gran mayoría de problemas relacionados con este tipo de edificios viene dada por la degradación de los materiales con el paso del tiempo.

Antiguamente, la gran mayoría de edificios tenían la madera como elemento principal; un material muy sensible a los cambios térmicos, así como a la humedad y a los elementos biológicos como la carcoma o las termitas, por esto es muy habitual que se tengan que realizar trabajos de rehabilitación en viviendas.

Dos de las causas más frecuentes de que sea necesaria la rehabilitación de edificios históricos son:

  • Por un lado, las fisuras, las cuales provocan humedades por la filtración del agua. Esto resulta especialmente dañino en edificios de madera.
  • Y, por otro lado, la falta de transpiración de la fachada, que genera el bufado de los revestimientos y, además, la aparición de nuevas fisuras.

Hay que tener en cuenta que la fachada para un edificio es como la piel para cualquier persona. Por lo tanto, tiene un papel principal de cara a evitar la entrada de agua, así como de cualquier otro agente de externo. Al mismo tiempo, debe permitir la salida de humedad. Así pues, no puede tratarse de un edificio hermético. De este modo, la rehabilitación de fachadas es el punto más importante y el más demandado.

Reforma de edificio antiguo

Limpieza de edificios históricos

La limpieza, que forma parte del proceso de rehabilitación de edificios históricos, es una cuestión de suma importancia para poder apreciar la belleza de estos en todo su esplendor.

Actualmente, existen cantidad de métodos de limpieza de fachadas; cuál escoger depende del presupuesto así como del estado en el que se encuentre la propia fachada.

Uno de los métodos de limpieza más utilizados es con agua, ya sea pulverizada, caliente o a presión. Una opción extraordinaria para limpiar fachadas ligeramente sucias.

En caso de que la suciedad sea mayor, es necesario hacer uso de elementos químicos con ácidos o alcalinos en la rehabilitación de edificios históricos, que, por desgracia, no son la mejor opción en estos casos.

También existen distintos métodos con ultrasonidos; la última tecnología del mercado.

Rehabilitación de edificios históricos

Hay que contar con una empresa de limpieza de edificios de confianza, que utilice productos de la mejor calidad. Los productos que se apliquen deben sellar y consolidar la propia fachada. Se puede hacer uso de pinturas al silicato, pero nunca de base plástica porque impiden la transpiración.

Muy importante preparar el edifico para su limpieza, eliminando los musgos y las pinturas viejas que haya en el mismo; de lo contrario, el revestimiento no cumplirá su función.

Y hasta aquí nuestro post sobre las rehabilitaciones de edificios históricos, si tenéis alguna duda poneros en contacto con nosotros, estaremos encantados de ayudaros.